El pan nuestro de cada día

Hosanna Radio Internacional

"Así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe”

(Romanos 12:5, 6).

dios ha confiado talentos a cada ser humano. A cada cual le ha dado su obra. No puede haber ociosos en su viña. Todos tienen que hacer para el Maestro una obra diligente, sagrada y solemne. A cada cual se le confía un trabajo y nadie tiene excusas para no hacerlo. Llegará el día del ajuste final de cuentas, cuando el Señor convoque a sus siervos. El Pastor principal es el Juez, e ilustra los grandes principios que van a regular los procedimientos del ajuste de cuentas con sus siervos justificados por la fe y juzgados por sus obras. La fe obra por el amor y purifica el alma de contaminación moral a fin de que pueda ser un templo para el Señor.

Los talentos confiados no son monopolio de unos pocos favoritos ubicados por encima de sus semejantes en lo que se refiere a educación y capacidad intelectual. (Manuscrito 81, 18 de julio de 1893).

Buscando a tus hermanos

“Los hijos de Jacob eran pastores de ovejas, y alimentaban a sus rebaños donde hallaban los mejores pastos. Cuando viajaban de lugar a lugar con su ganado, a menudo recorrían una gran distancia desde la casa de su padre, y así no veían a su padre por varios meses cada vez. En su inquietud por ellos, envió a José a ver si todos estaban bien. Con el verdadero interés de un hermano, José buscó a sus hermanos, donde su padre suponía que podría encontrarlos, pero no estaban allí. Cierto hombre lo encontró recorriendo el campo en búsqueda de sus hermanos, y lo dirigió a Dotán. Esta fue una larga jornada para José. Pero él alegremente la realizó, porque amaba a sus hermanos, y también deseaba aliviar la ansiedad de su padre”–(Spiritual Gifts, tomo 3, págs. 139, 140). ,... seguí leyendo

Lección 4

Sábado, 23  de abril de 2016

Buscando a tus hermanos

Copyright 2015, Sociedad Misionera Internacional, Conferencia General